Escrito por
edgeuno tech
Jun, 21, 2023
Última modificación en Jun, 26, 2023 a las 11:37 am

Edge Data Centers en América Latina: Retos y oportunidades

La infraestructura Edge es la base y fundamento de las plataformas, aplicaciones y medios de comunicación que generan una percepción de inmediatez en los dispositivos que utilizamos en nuestro día a día, como televisores, tabletas y teléfonos; estas plataformas encuentran en esta infraestructura el mejor aliado para mejorar la percepción del usuario final, frente a la distancia en la que se producen los contenidos y el objetivo de lograr su distribución en un menor periodo de tiempo (latencia), es para preguntarse qué tiene que ver un corto periodo de conectividad conmigo como usuario si sigo luchando por el simple hecho de estar conectado.

¿Por qué es tan lento el streaming de vídeo?

Esto sucede debido a la distancia que deben recorrer los contenidos. Algunos proveedores buscan el contenido en la otra punta del mundo, mientras que otros usuarios acceden al contenido a la vuelta de la esquina. La percepción del usuario es que el proveedor de servicios le deja tirado al acceder al contenido de una página y, finalmente, sin conexión a Internet. En cambio, un usuario situado a menos de un metro del distribuidor accede a la misma página sin mayor complicación.

Desde el punto de vista del cliente, las redes actuales tienen múltiples vías de conexión. Aunque a través de nuestros dispositivos no controlamos la forma de navegar, una gran parte de los usuarios de Internet cree que es unidireccional, y que sólo tiene una única vía posible para acceder a la información, por lo tanto, si no puedo acceder inmediatamente, tendré que esperar a que me toque.

¿Qué ofrecen los centros de datos Edge?

Dado que Internet es un universo en el que la fuente de información se distribuye a través de distintas infraestructuras y ubicaciones, el camino que tomen puede ser la diferencia entre ver un vídeo pausado o ininterrumpido. Aquí es donde las infraestructuras Edge marcan una gran diferencia. La principal característica de este tipo de topologías es permitir a los proveedores de servicios acceder a los contenidos de una forma más eficiente y directa.

Los Centros de Datos Edge ubicados en los sectores de mayor afluencia de información de cada ciudad permiten que todos los proveedores estén conectados para acceder a los contenidos alojados en los servidores Edge, evitando tramos de red innecesarios, y posibilitando el acceso al servicio requerido con relativa facilidad. Desde un punto de vista teórico, la función Edge es la solución al problema de percepción de la calidad por parte del usuario final. Ahora, el verdadero reto es incluir este tipo de tecnología en las nuevas aplicaciones y desarrollos de infraestructuras de telecomunicaciones.

¿Cuáles son los principales desafíos de Internet de las Cosas - IoT en América Latina?

Por las grandes barreras que enfrenta la idiosincrasia latinoamericana - que definen un proceso que, si bien se aceleró como efecto directo de la pandemia mundial generada por el COVID-19, no logró consolidarse lo suficiente como para superar lo que puede poner en riesgo cualquier desarrollo de infraestructura de borde.

Los principales retos son:

  • Cultura tecnológica empresarial.
  • Comprensión de la interconexión en América Latina
  • Desarrollo integral de una solución

La cultura tecnológica a nivel corporativo es una barrera que no solo desalienta las inversiones en infraestructura de punta sino que hace que los mercados se comporten de manera estática, con respecto a la continua progresión de la comunicación y la tecnología, los nuevos mercados y productos parecen estar frenados o pausados para ser provistos en América Latina y lo que mantiene esta práctica corporativa es que el usuario ya está acostumbrado al precio por sobre la calidad.

La tendencia del usuario latinoamericano es que al adquirir los servicios de internet, se entiende como un servicio de energía eléctrica, es decir, que consiste en un punto fijo sin variación y la calidad se mide sólo por la continuidad del servicio, pero la perspectiva debe cambiar, los usuarios deben ser más autocríticos con parámetros como tasas de transferencia contratadas aseguradas sin importar la hora del día, cobertura de red y contratos flexibles orientados a la calidad y no a la cantidad.

Esto podría garantizarse sin duda con una infraestructura Edge, y un usuario final podría diferenciar entre un servicio conectado a un nodo Edge y un nodo común, basándose en la velocidad y la disponibilidad de los contenidos.

Además, hay que tener en cuenta un segundo factor en esta transformación cultural, y es el conocimiento de la infraestructura de comunicaciones, para la gran mayoría de los clientes es totalmente transparente, la ubicación de la infraestructura o el lugar en el cloud, el servicio es el mismo lo que juega como un gran error, existen riesgos inherentes al mismo y por tanto diferentes niveles de servicio, que de nuevo vienen marcados por la guerra de precios más que por la necesidad real del cliente.

¿Qué es la brecha digital en América Latina?

El proveedor de servicios debe comenzar a evaluar lo que puede ofrecer diferenciándolo de una simple conexión a Internet. Ya sea que se distribuya a través del cloud o del contenido generado por el usuario; en este punto, el panorama se torna aún más desafiante, ya que con un mercado joven y apenas en desarrollo como el latinoamericano, la necesidad de una nueva infraestructura Edge de tipo físico y virtual, está lejos de poder ser potenciada.

Por otro lado, la interconexión de redes juega un papel importante en el desarrollo de las tecnologías Edge, ya que en los países latinoamericanos existe un alto grado de complejidad para desplegar fibra interestatal o infraestructura de alta densidad de tráfico debido a las características de cada territorio. Incluso este problema se sortea continuamente en los núcleos de población, ya que la geografía en la que se encuentran la mayoría de las ciudades de LATAM, juega en contra de cualquier despliegue, y hace poco viable el despliegue de infraestructuras de telecomunicaciones.

Por lo tanto, lugares que cumplen con buenas características de instalación continúan saturándose de componentes de red, poniendo en riesgo la resiliencia de la red; se podrían utilizar dos ejemplos donde esto sucede, el primero es el despliegue de antenas y el otro es la ubicación de Centros de Datos, que suelen tener facilidades de acceso a energía y espacio. Pero impacta la expansión de la capacidad de conectividad, que limita la población de la red a su alrededor, creando islas de comunicación que estarán continuamente limitadas a la disponibilidad de conectividad.

¿Cómo reducir las brechas digitales en la región?

Como resultado de estas brechas digitales y de infraestructura surge la necesidad de una solución integral, ya que encontrar soluciones desde la perspectiva de un Datacenter que gestiona y abastece los entornos, hace que sus carencias en la objetividad de la conectividad disminuyan, como resultado, los esfuerzos para promover las infraestructuras Edge son insuficientes. Además, una visión centrada en la conexión de redes sin tener en cuenta el contenido, el lugar donde debe ser alojado y luego el punto donde debe ser distribuido, limita completamente la solución.

Es importante que las empresas abandonen su postura de que los clientes llegan con sus problemas y el proveedor les entrega la solución, este camino unilateral debe ser combatido, ya que se ha identificado plenamente que los proveedores de servicios y los clientes no tienen plena certeza de la necesidad real de la solución, ya que el requerimiento en la mayoría de los casos es completamente ajeno al núcleo operativo del cliente, por lo que el resultado es sobreestimado o subestimado, y no queda más remedio que aprender del error.

¿Qué estrategias se pueden proponer para contribuir a la transformación digital en América Latina?

Para algunas empresas, el esfuerzo en proponer este tipo de despliegue de infraestructura lleva a tener que proponer nuevos paradigmas y métodos para la prestación de servicios; desde sus inicios ha sido la bandera operativa de EdgeUno, un enfoque total en la calidad, la conectividad, la integración del usuario con el contenido, y el fácil acceso dentro del entorno tecnológico.

Además de romper los esquemas tradicionales en los que las grandes infraestructuras se consideraban la única solución, para integrar una solución descentralizada y personalizada, con el valor añadido de la abolición total del concepto comercial en el que se asegura una alta velocidad a cualquier contenido, lo cual no es del todo exacto y depende directamente de la infraestructura física y la negociación de la red.

Además, el servicio está enfocado a las necesidades del cliente y ensombrece por completo el ejercicio de marketing generalizado de contratar cientos de megas de conectividad, que a su vez se comparten con muchos usuarios dando la sensación de que siempre vas a necesitar más, para dilucidar que por el contrario lo que necesitas es lo mismo, pero de mejor calidad.

EdgeUno ha creado estos segmentos de red dedicados que garantizan la calidad del servicio y satisfacen plenamente las expectativas de servicio de nuestros usuarios. Basándonos en nuestra experiencia, el primer enfoque para romper la tendencia actual del mercado edge es un ejercicio de adaptación que reúna, incluya e integre a los actores de la red, los propietarios de contenidos, los proveedores de Internet y los usuarios finales como un ecosistema y no como actores aislados.


Publicaciones Similares